Monitoreo y seguimiento de los servicios de agua potable y saneamiento
de la Provincia de Santa Fe

Miércoles, 28 Enero 2015

Vecinos de Villa Gobernador Gálvez reclaman por carencia de agua

En materia de provisión de agua, desde el 2013 —y antes también—, las cosas siguen igual para los vecinos del barrio Mortelari de Villa Gobernador Gálvez agrupados en la vecinal Velmiro Ayala Gauna. Afirman que las cubas siguen proveyendo de agua potable a numerosos vecinos, pero estas también continúan representando apenas un paliativo que no siempre funciona adecuadamente.

Mientras la solución de fondo, con un sistema de distribución por cañerías que ofrezca el caudal necesario a cada vecino con la presión adecuada y en las mejores condiciones sanitarias no llega, los vecinos mantienen el reclamo que ya lleva años.

Sin presión. Carlos Malagueño es un veterano en las lides de obtener mejoras para el vecindario, que afronta desde hace muchos años la falta de agua. "Nuestra pelea lleva varios años, No tenemos nada de presión en las cañerías. Por medio de nuestros abogados, Nicolás Mayoral, Liliana Peralta y Carla Cortez, hemos hecho presentaciones en el Enress, Estos han hecho mediciones y han comprobado que efectivamente, a determinada temperatura promedio la presión en las cañerías es «cero». Esto nos llevó a exigir medidas cautelares por las cuales se dispuso que Assa nos proveyera día por medio, a cada vecino que reclamaba, 500 litros del agua potable, que por supuesto apenas alcanzan para tres personas", expresó el vecinalista.

Asimismo recordó también que durante un tiempo, el Ministerio de Aguas dejó de pagar a la empresa propietaria de las cubas, lo que también trastornó el servicio.

En otro plano, Malagueño consideró que "la Municipalidad de Villa Gobernador Gálvez no hace nada y por su parte el gobernador Antonio Bonfatti prometió las famosas obras del acueducto que nace al norte de Rosario y que podría llevar soluciones, pero hay una realidad inevitable: esas obras no avanzan y el acueducto puede tardar más o menos, pero no nos sirve si no se inician lo más pronto posible las obras en la ciudad.

Malagueño denunció también que el caos imperante en la ciudad a raíz de las constantes ocupaciones de terrenos ha generado que para proveerse de agua los usurpadores acceden y rompen los llamados caños maestros para desviar el líquido elemento hacia sus precarias viviendas, lo que contribuye, en gran medida, a la disminución del presión en la red domiciliaria.

Acueducto, en marcha. Mientras tanto, los reclamos parecen haber llegado a sus destinatarios y desde la provincia se informó que se firmó el contrato para la construcción del acueducto de refuerzo para barrios del sur de Villa Gobernador Gálvez, conocido como Acueducto Mortelari. La obra beneficiará a más de 8.000 vecinos con un tendido de caños de 1.600 metros y representa una inversión de parte del Estado provincial de 3,5 millones de pesos, y cuenta con un plazo de obra de cinco meses.

Cabe recordar que el citado acueducto se alimentará del líquido proveniente de la vieja planta de Agua del barrio Arroyito, ya que parte del líquido destinado a Baigorria, Bermúdez o Pérez se extraerá de la nueva planta que se construye al pie del puente Rosario-Victoria.

Adhieren