Monitoreo y seguimiento de los servicios de agua potable y saneamiento
de la Provincia de Santa Fe

Viernes, 01 Noviembre 2013

"El Enress no debe ser regulador, debe ser rector"

Así se definió Juan Carlos Venesia, promotor del Foro del Agua y Presidente del Instituto de Desarrollo Regional, al ser consultado sobre algunos puntos difundidos del proyecto de modificación del marco regulatorio del servicios de agua y saneamiento a escala provincial.

En las últimas semanas se conocieron declaraciones del Ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, sobre el proyecto que el Poder Ejecutivo estaría enviando en los próximos días a la Legislatura provincial, el cual modificará la Ley 11.220 de servicios sanitarios, la cual fue sancionada en 1993, en pleno proceso de administración de la firma mediante capitales privados.
La ley, entre sus preceptos, establece las funciones del Ente Regulador de Servicios Sanitarios, los cuales al parecer de Venesia, no sólo deberían mantenerse, sino que “deberían fortalecerse las herramientas del organismo regulador. Porque Aguas sea estatal, no significa que no debe cumplir metas, inversiones, y que no deba tener un ente que le diga cuando se equivoca. Es más, el Enress no sólo debe controlar y regular, también debe ser el órgano rector de la política de agua y saneamiento a escala provincial, porque no sólo defiende a los usuarios y el mantenimiento y ampliación de los servicios en las ciudades donde está Assa, sino que también lo hace para todos los municipios, comunas y cooperativas que prestan agua potable y saneamiento”.
Consultado más en profundidad sobre esto, el ex Presidente de Assa destacó que “ser rector significa planificar, determinar niveles de inversión, de calidad, adaptar la normativa a los nuevos tiempos y exigencias sanitarias a nivel mundial; en definitiva, el Enress tiene que ser un organismo de primer consulta. Ya tiene profesionales de nivel reconocidos en todos los ámbitos, y dejar que sólo controle si el agua está limpia o sucia, me parece que es errar en una política de agua y saneamiento a largo plazo, con sentido estratégico y de cara a la provincia que debemos construir a futuro”.

Adhieren