Error
  • JLIB_APPLICATION_ERROR_COMPONENT_NOT_LOADING
  • JLIB_APPLICATION_ERROR_COMPONENT_NOT_LOADING
  • JLIB_APPLICATION_ERROR_COMPONENT_NOT_LOADING
  • JLIB_APPLICATION_ERROR_COMPONENT_NOT_LOADING
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_menus, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_menus, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
  • Error loading component: com_k2, 1
Tuesday, 22 November 2011

Agua que no has de beber...

Written by 

La ley provincial Nº 11.220/94 de servicios sanitarios es hoy la norma que regula la prestación de los servicios de agua potable y cloacas en Santa Fe, y para nosotros es el punto central a discutir en este contexto de ajuste tarifario.

Al analizar esta norma desde nuestra asociación de usuarios, se desprenden numerosos interrogantes sobre el futuro de los servicios, y más, si como ocurre por estos días, vamos a discutir aumentos de casi el 140 por ciento al finalizar una gestión y no justificar ello en las mejoras que haya logrado la administración. Para nuestra entidad, esto es un engaño al consumidor, y sigue tapando las deficiencias de un servicio atrasado. Aumento de tarifas sin nada, para el consumidor es sólo meterle la mano en el bolsillo.

Al referirnos a la ley, opinamos que las declaraciones de los funcionarios provinciales de hace unas semanas respecto de la modificación de la ley 11.220, vienen a aclarar aún más las dudas que tenemos. Y el tarifazo que se viene lo mismo. Los planes del gobierno santafesino no hacen más que consagrar la atomización y la disgregación del servicio sanitario en Santa Fe. Lo que primero debe plantear y ser determinante en una ley de este tipo es la universalización y la insistencia en la consagración de un sistema único de servicios sanitarios más allá de los prestadores y la localidad donde resida el santafesino. Sin actualización de la ley y con tarifazo seguimos igual.

Es decir, en lo que tiene que ver con los principios y paradigmas de la norma, se deben fijar condiciones únicas de proyección provincial para lograr el acceso, la igualdad y la calidad del servicio para todos los santafesinos, y no hacer hincapié, como creemos que hacen las intenciones del Ejecutivo provincial, en la paulatina delegación de responsabilidad de este servicio hacia los municipios.

Por ello, desde ya, debemos manifestar nuestro desacuerdo con el criterio de municipalización del servicio sanitario. Para que los lectores tengan una idea, en la provincia de Santa Fe existen 328 prestadores de los servicios de agua potable y desagües cloacales. Es decir, la empresa Assa que abarca 15 localidades de la provincia y los restantes 327 son las cooperativas, municipalidades y comunas. De todas ellas, algunas prestan ambos servicios, en otros caso uno u otro. Y está el caso que en una misma localidad hay dos prestadores, y obviamente existen localidades sin servicio alguno.

Como un dato contundente para incorporar al análisis, no hay que dejar pasar la realidad de Santa Fe, que para el año 2005, según el Ministerio de Asuntos Hídricos provincial, en la bota existía un 28 por ciento de las localidades sin el servicio de agua potable, en tanto que
un 81 por ciento no tenía cloacas. Se trata de 104 pueblos o ciudades que no cuentan con red de agua y de 295 que no poseen desagües cloacales, de las 362 localidades de todo el territorio provincial. Hoy esos números han mejorado, pero muy poco o casi nada.

Nos anuncian un tarifazo, y de esto nada se dice.

Es así que creemos que la municipalización del servicio, hoy muy presente desde el punto de vista de los prestadores, no alcanzará a cubrir a todos los santafesinos, y antes de desarrollar una norma para que los municipios tengan herramientas legales para administrarlos, nos parece que la ley debe plantear que el Estado provincial sea el garante de que todos los santafesinos accederán en un plazo mediato a ambos servicios. No como ocurre hoy, sólo atiende a la prestadora Assa, lo hace de manera deficiente, y el resto de los santafesinos siguen esperando.

En otro orden de cosas, creemos que las asociaciones y los usuarios seguimos siendo desplazados del debate y la participación real en el sistema. Según declaraciones, no se prevén instrumentos para que el usuario tenga un esquema de protección de sus derechos acorde a los mecanismos modernos de reclamo sujetos a las normas de defensa del consumidor. No se establecen mediaciones ni ámbitos superadores de los actuales. Seguimos igual y con un tarifazo.

En relación a ello, creemos que es inadmisible la propuesta de eliminación del ente de control. Proponer esto es el mayor atraso que se observa, ya que el Estado provincial, al igual que ocurre en la Empresa Provincial de la Energía, pasará a ser juez y parte ante la resolución de reclamos, puesto que el organismo que se plantea sería una "simple área administrativa" de control, así la definimos. En luz y agua nos aumentan, y control casi no hay.

Otro tema de relevancia es el uso del agua y la forma de medirlo para su cobro. No es lo mismo un usuario residencial que utiliza el recurso para la vida diaria, que una empresa o comercio que lo hace para su actividad económica. Esto debe hacerse ahora, y debe hacerse en serio. 140 por ciento para todos, sin diferenciar a nadie.

Para terminar, desde el Cesyac queremos dejar una consigna como contribución al debate: el Estado santafesino debe asumir la responsabilidad que le cabe frente a los servicios sanitarios; esto es, incorporar dentro de su presupuesto anual (y esto podría figurar entre el
articulado de la futura ley) un porcentaje mínimo de inversión anual en materia de servicios sanitarios, cuyos fondos signifiquen la ampliación de la cobertura de agua potable y desagües cloacales para localidades que hoy carecen de los mismos, como así también un esquema de subsidios para todos los usuarios o prestadores.

En definitiva, aumento de tarifas sin discusión de un futuro cierto para los servicios actualizando el marco normativo y haciendo lo que hace años no se hace, nos parece que es seguir haciendo lo que se hizo hasta ahora… Agua que no has de beber… déjala correr.

Eso es lo que a nuestro entender llevó adelante la gestión al frente del Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente provincial… dejó correr el tiempo, y llegando al final de la actual gestión del gobernador Hermes Binner, la normativa que regula los servicios sanitarios en la bota sigue siendo la misma que hace casi 17 años y el agua potable es un 200 por ciento más cara que hace cuatro años.

Adhieren